Maneras de aumentar el ingreso de tu práctica oftalmológica 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La práctica oftalmológica privada, la ruta que muchos de médicos escogen desarrollar profesionalmente es un negocio, y por lo tanto depende de buena administración y prácticas comerciales. Alcanzar el punto de equilibrio y maximizar los ingresos puede ser retador para algunos médicos, especialmente en los primeros años de su práctica. Concentrarse en la construcción de una cartera de clientes es por lo general la estrategia principal de los primeros años. Sin embargo, hay una serie de buenas prácticas que se pueden implementar para maximizar nuestros ingresos. En este blog revisaremos maneras de aumentar el ingreso de tu práctica oftalmológica. 

Saca provecho a tus instalaciones 

Muchos oftalmólogos, especialmente cuando están iniciando su propia práctica, no explotan todo el potencial de sus clínicas. A simple vista, la noción de atender a tantos pacientes como sea posible parece obvia. Sin embargo, las cosas cambian cuando consideramos que esto no significa que sean atendidos por ti. Las asociaciones con optometristas o con otros oftalmólogos pueden ser muy poderosas. Si tienes el espacio, existen muchos beneficios de permitir que alguien más atienda pacientes en tus instalaciones. Para empezar, puede ser una gran manera de mitigar los costos de la clínica. También, tener más de un médico atendiendo pacientes es una gran manera de acelerar el crecimiento de la cartera, y de garantizar que los pacientes sean atendidos más rápido en días atareados. 

Hay que considerar también que entre más médicos atienda tu clínica, más casos requerirán de cirugía, y es aquí donde puedes incrementar marcadamente los ingresos de tu práctica. Esta idea, y la noción en general de aprovechar por completo las instalaciones nos lleva al siguiente punto. 

Comparte tu centro de cirugía ambulatoria 

No son pocos los oftalmólogos que insisten en tener su propio centro de cirugía, absorbiendo por completo sus costos. Sin embargo, para lograr sacarle provecho comercial, tendrías que hacer más de 600 procedimientos al año. Idealmente, más hacia los 1000. Esto es extremadamente demandante para un oftalmólogo, aunque tenga una gran cartera de pacientes. 

Una posibilidad aquí es dividir la propiedad del centro de cirugía entre múltiples oftalmólogos. Esto no sólo implica reducir considerablemente el costo del centro para cada uno de los médicos, sino que es mucho más fácil que el centro sea aprovechado al 100%, permitiéndole a cada médico obtener más beneficios de cada uno de sus médicos, y promoviendo el crecimiento comercial de cada uno. Esto a su vez facilita el correcto mantenimiento y en algunos casos, ampliación del centro.