FLACS

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La catarata es la causa número uno de ceguera prevenible a nivel mundial, con más de 8 millones de visitas oftalmológicas por esta causa al año en Estados Unidos.

Cirugía de catarata asistida por láser de femtosegundo (FLACS)

 La cirugía de catarata asistida por láser de femtosegundo utiliza un láser de femtosegundo (FLACS, por sus siglas en inglés) que mediante fotodisrupción permite la ablación de tejido ocular con el objetivo de aumentar la precisión y disminuir el daño colateral a los tejidos durante la cirugía de catarata. Su uso fue aprobado en 2010 por la FDA y permite realizar las incisiones corneales, capsulotomía y fragmentación del núcleo, así como la corrección del astigmatismo a través de heridas corneales. 

Parámetros y procesos antes de la cirugía

Antes de empezar se requieren una serie de parámetros que incluyen el diámetro pupilar, grosor del cristalino y grosor corneal. Además, se debe definir  tamaño y forma de capsulotomía y la localización, profundidad y arquitectura de las incisiones corneales. 

Lo primero que hace el láser son las incisiones corneales seguido de la capsulotomía y la fragmentación del núcleo. Los fragmentos de la catarata deben ser posteriormente facoemulsificados y se implanta el lente intraocular de forma convencional. 

Beneficios potenciales de FLACS

Existen potenciales beneficios del uso de FLACS en contraste con la facoemulsificación convencional; incluyen la reducción del astigmatismo inducido por las incisiones corneales, capsulotomía más central y controlada (especial beneficio en casos de lentes multifocales o tóricos, en donde teóricamente se mantiene la estabilidad del lente por una adecuada aposición del borde de la rexis con el borde del óptica), reducción del tiempo de cirugía y de tiempo de ultrasonido. 

Además, permite que los pasos más críticos, como la fragmentación del núcleo, tengan mayor control, reduciendo el número de complicaciones como la ruptura de cápsula posterior y sus consecuencias (edema macular o desprendimiento de retina). El uso de FLACS reduce el tiempo poder de ultrasonido en un 43%, el tiempo de cirugía en un 51% y la energía dispersada en el interior del ojo en un 39%. La reducción en el tiempo de ultrasonido y en la energía acumulada en teoría reduce el daño a los tejidos oculares, incluyendo la pérdida endotelial relacionada a cirugía de catarata.

Perspectivas y conclusiones sobre FLACS

El uso de FLACS puede ser beneficioso en casos en los que la cirugía de catarata representa un reto para el cirujano de segmento anterior, por ejemplo en casos de trauma ocular con facodenesis o subluxación, en donde una capsulorrexis y fragmentación asistida por femtosegundo permite una menor manipulación de los tejidos oculares. 

La experiencia clínica indica que esta nueva tecnología permitirá un excelente resultado, con mínima manipulación y trauma a los tejidos oculares. FLACS parece seguro y eficaz y podría, eventualmente, ser superior a la cirugía de facoemulsificación convencional.  

Referencias:

Sun H, Fritz A, Dröge G, et al. Femtosecond-Laser-Assisted Cataract Surgery (FLACS) 2019 Aug 14. In: Bille JF, editor. High Resolution Imaging in Microscopy and Ophthalmology: New Frontiers in Biomedical Optics [Internet]. Cham (CH): Springer; 2019. Chapter 14. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK554036/ doi: 10.1007/978-3-030-16638-0_14